viernes, 24 de junio de 2016

¿En qué piensas?

Escucha la siguiente canción. Cierra los ojos.
¿En qué piensas?



Pienso en la soledad de una madrugada tranquila.
Pienso en la bella curva de su culo cuando me folla.
Pienso en el humo del café y en su olor. Casi puedo sentir su olor.

Pienso en una caricia fantasma, o en un millón de ellas, no lo sé.
Pienso en las calles empedradas de Granada. La luna llena iluminándolas en la soledad de una oscura y fría madrugada.
Pienso en unos labios que no me besan pero permanecen cerca.

Me duelen los pies de caminar. Me duele el alma de soñar.
Pero sigo caminando. Estoy quieto. Sigo soñando.

Hay un hueco que ni siquiera el amor más profundo puede llenar. Ese espacio pertenece al arte. Cuadros desdibujados que nunca pinté.
Y la poesía jamás escrita. Esa... permanece perdida en los susurros del ayer.

Pienso en el sudor de su espalda mientras me folla.
Pienso en las palabras pero no las pronuncio. Ni siquiera en mi mente. No cobran forma ni significado. Son sólo eso: palabras.

Los ojos pálidos de aquel lobo. La sangre que emana de un mordisco. Los límites de una realidad desdibujada que nunca habité. Una realidad perdida en el incienso del ayer...

Recorro uno a uno todos los tatuajes de su piel. Pienso en volver a ser.
Pienso en alcanzar la gloria. Morir muy lentamente mientras me folla.
Beberme las lágrimas que recorren su pecho para saciar mi sed.
Sabor amargo el de las mil derrotas. Se mezcla con el salado de su sudor al ser en mí.
El amargo del café se mezcla con el salado de su culmen empíreo en mi garganta.

Pienso en la sonrisa y los gestos, en llorar mientras me folla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta si no quieres ser un simple numerito en mi indicador de visitas.